Honduras: Padre abusaba sexualmente de sus dos hijas y por celos las mató y luego se suicidó

·   0

Creyeron que los disparos que escucharon la madrugada de ayer y que irrumpieron el sueño de los pobladores de la aldea San Rafael en el municipio de Florida, Copán, eran al aire, pero nunca se imaginaron que las balas habían acabado con la vida de tres personas. 
La sorpresa fue unas horas después cuando al ingresar a uno de los dormitorios por una ventana de la vivienda de Miguel Ángel Mejía Chacón (38) lo hallaron muerto y también sus hijas Zoila Nohemí Mejía y Mirna Marisol Mejía .

Al parecer, el padre, quien abusaba sexualmente de sus hijas, en un arranque de celos porque una de ellas tenía novio, las mató de varios balazos y luego se pegó un tiro en la cabeza.

El triple crimen ocurrió a eso de las 4:30 am, según dijeron ayer los parientes de las víctimas a su llegada a la morgue de San Pedro Sula.

Melvin Chacón, primo de Miguel Ángel, contó que era muy celoso con las adolescentes y no dejaba que salieran. Manifestó que hace varios años su familiar se separó de su esposa y él se quedó con las niñas y ella se llevó al varón que procrearon. “Se supone que tenía relaciones sexuales con sus hijas, por eso las celaba, quería a las niñas para él, no las dejaba salir de la casa”, dijo.

Se supo que Zoila Nohemí era novia de un muchacho de la aldea y que tenía unos cinco meses de embarazo, motivo que habría desatado el enojo y los celos de su padre, quien decidió matarla, y también a su hermana.

El cadáver de la jovencita de 15 años quedó en su cama, el de su hermana en el suelo cerca del de su padre. Próxima a ellos quedó el arma homicida.

“Según lo que dijo la Policía, parece que primero le disparó a Mirna porque ella quedó en la cama y estaba dormida. La otra cipota estaba en el suelo, parece que se asustó, porque se levantó o habría peleado con él”, expresó.

Miguel Ángel se dedicaba al cultivo de la tierra y sus hijas no asistieron a ningún centro educativo.

Suscríbase a este blog por correo electrónico :

Escribe aquí tu comentario