Los retos para el nuevo Gobierno de Honduras

·   0

Tegucigalpa, 22 nov (PL) Con una economía que reportará durante 2013 su peor resultado en el último cuatrienio y el 70 por ciento de la población sumida en la pobreza, Honduras recibirá el 24 de noviembre próximo al nuevo presidente que liderará esta nación.
Cuando falta solo un día para los comicios generales, los 5,3 millones de ciudadanos habilitados, dudan si el triunfador que regirá el destino de este país por los próximos cuatro años, será capaz de enfrentar esos retos, además de frenar el narcotráfico y la violencia que cobra una veintena de vidas diarias.

El sucesor del actual mandatario, Porfirio Lobo, quien ejercerá hasta el 27 de enero de 2014 ,tendrá sobre sus espaldas además la obligación de fortalecer la institucionalidad de esta nación centroamericana que muestra al mundo estructuras muy fracturadas y una elevada participación de las Fuerzas Armadas en la vida civil.

Quien logre el sillón presidencial el 27 de enero de 2014 recibirá una nación que sufre una crisis económica aguda y una brecha de desigualdad alarmante, al contar con un 10,8 por ciento de millonarios de los 8,5 millones de habitantes que registra.

Por otra parte, Honduras encara un déficit fiscal que al cerrar diciembre se prevé que estará entre un seis y un ocho por ciento, un 14.5 por ciento más que en igual etapa de 2012, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas.

Estas y otras situaciones parecen empañar el panorama electoral en este país, dónde sus habitantes, claman por más seguridad, empleo, educación y salud.

Basados en cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), existe una tasa de analfabetismo de 15,2 por ciento entre mayores de 15 años de edad.

Estos comicios, segundos desde que hace casi un lustro los militares depusieron al mandatario José Manuel Zelaya (2006-2009), cuentan por primera vez en las urnas con ocho candidatos de nueve partidos políticos, una mujer y siete hombres.

Entre los favoritos se perfilan la candidata del partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, esposa del derrocado Zelaya, y el aspirante Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional.

El más reciente sondeo elaborado por la firma CID Gallup, publicado el 24 de octubre, mostró que Hernández y Castro se encuentran en un empate técnico con una intención de voto de 28 y 27 por ciento, respectivamente.

Irregularidades y problemáticas aumentan a medida que se acercan las elecciones que darán la oportunidad a los hondureños de ejercer el sufragio para elegir también a tres vicepresidentes, 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 candidatos municipales.
www.prensa-latina.cu

Suscríbase a este blog por correo electrónico :

Escribe aquí tu comentario