Buscan la liberación de al menos mil reclusos en Honduras

·   0

Personas con enfermedades como epilepsia, males cardíacos, cáncer, tuberculosis, VIH o discapacitados serían los beneficiados de un proyecto de excarcelación por razones humanitarias.
La meta es beneficiar entre 800 a 1.000 reos de los 24 centros penales del país que presenten situaciones delicadas de salud. Esta estrategia está contemplada en una iniciativa de ley que presentará esta semana al Congreso Nacional la ministra de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos (SJDH), Ana Pineda, dijo el secretario general de esa institución, Denis Gallegos.

La idea surgió de la denominada Mesa Penitenciaria, que integran varias organizaciones públicas y sin fines de lucro.

La Mesa Penitenciaria está integrada por organismos como el Conaprev, CPTRT, Juzgados de Ejecución, entre otros. Previo a que el proyecto de ley se remita al Congreso, la SJDH hará un último análisis del documento con autoridades de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que haga algunos aportes finales.

¿Quiénes se beneficiarían? Esta ley de excarcelación por razones humanitarias sería temporal, ya que se contempla que su vigencia sea de un año y medio, que es el tiempo que le resta de funcionamiento a la Comisión de Transición de Centros Penitenciarios.

“Esto vendría de forma directa a beneficiar a personas con enfermedades crónicas, degenerativas que impidan, por un lado, valerse por sí mismo porque sus condiciones de vida estén menguadas que impidan desarrollarse”, dijo Gallegos.

Para que un reo enfermo sea excarcelado tendría que cumplir algunos requisitos, como el haber sido condenado y haber pagado la mitad de su pena.

Solo el 50% de la población penitenciaria está condenada. La gravedad de la enfermedad debe estar certificada en un informe para avalar la excarcelación. Honduras cuenta con la Ley Especial para Personas Privadas de Libertad con Enfermedades en Fase Terminal Degenerativas del Sistema Nervioso, pero esa norma solo permite la liberación de aquellos que estén a punto de morir. Esa legislación utiliza el indicador de Karnofsky, que es una forma de medir en etapas la evolución de una enfermedad y al llegar a un grado cuatro, o etapa terminal, el reo puede salir libre.

Este proyecto tiene previsto que la liberación por motivo humanitario se pueda dar sin importar el tipo de delito que se haya cometido.
www.americaeconomia.com

Suscríbase a este blog por correo electrónico :

Escribe aquí tu comentario