Noticias | Mujeres de Honduras exigen un desarme general

·   0

Unas 300 mujeres exigieron un desarme general en Honduras y el cese de la violencia machista, que el año pasado cobró la vida de 473 féminas según el estatal Centro de Estudios de la Mujer.

"Paren la violencia machista", "Ni una muerte más", y "Que se esclarezcan los femicidios", expresó frente a la sede del Parlamento, en el centro de Tegucigalpa, el grupo de mujeres, integrantes de la organización no gubernamental Visitación Padilla.

Las manifestantes colocaron ataúdes frente a la entrada del Legislativo en memoria de las cerca de 2.000 mujeres que han sido asesinadas en Honduras en los últimos cinco años, en casos que permanecen impunes, según datos de la organización no gubernamental.

"Estamos protestando contra la impunidad que viven las mujeres en Honduras", dijo la coordinadora de la organización de mujeres, Gladys Lanza.

"Exigimos a los gobernantes que detengan la militarización en el país, dejando de asignar recursos para la muerte y la opresión de las poblaciones", precisó.

Afirmó que el movimiento Visitación Padilla seguirá su lucha para que cesen "las agresiones" contra las mujeres en Honduras, un país marcado por el machismo según señaló la activista.

Las manifestantes también abogaron por un desarme general ya que el 80 % de los homicidios son cometidos con armas de fuego, según datos oficiales.

Honduras es uno de los países más violentos del mundo, con una tasa de homicidios de 86,5 por cada 100.000 habitantes según datos nacionales, y en él circulan entre 800.000 a un millón de armas de acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Asimismo, el Centro de Estudios de la Mujer exigió este viernes en un comunicado al presidente hondureño, Porfirio Lobo, que "impulse acciones" para detener la violencia contra las féminas.

El organismo público además pidió al fiscal general, Luis Rubí, que ejecute "acciones urgentes" para fortalecer la investigación de delitos contra la vida de la mujer.

Manifestaciones similares se dieron simultáneamente en San Pedro Sula, norte de Honduras, donde las participantes también exigían un alto a la violencia de género.

Suscríbase a este blog por correo electrónico :

Escribe aquí tu comentario