Tenlo claro cuando busques un empleo

·   0

Si estás buscando un empleo, tienes que entender algunos aspectos cuando entras de lleno en el proceso de búsqueda y selección. Te servirán para no dar cosas por hecho, y para que todo “fluya” dentro de la “normalidad”. Evitarás ponerte más nervioso de lo necesario en algunas situaciones o etapas; y así te mostrarás mucho más seguro delante de las personas que se encargan de tu selección.

A continuación te indicamos algunas recomendaciones:
  • Enviar tu currículum o formulario para un puesto sólo te dará la posibilidad de conseguir una entrevista, no te dará el trabajo.
  • Si te citan para una entrevista por teléfono, no es que no se interesen por ti. Es una buena opción para las compañías que quieren ahorrar tiempo en los procesos de selección. Así que no te lo tomes como algo malo, sino como un camino para conseguir una entrevista cara a cara.
  • No conseguirás un trabajo en la primera entrevista. Aunque eso no quiere decir tampoco que no lo consigas. Seguramente tendrás que pasar una segunda e incluso una tercera entrevista. Así que el objetivo de la primera es sólo conseguir una segunda.
  • El que no pide, no consigue. En cada etapa del proceso de selección debes mostrar tu interés por el trabajo, y preguntar todo aquello relevante tanto para la empresa como para ti.
  • Involúcrate y sigue cada etapa del proceso. Es esencial, aunque sólo sea para saber que no te han cogido. Cuanto antes lo sepas, antes te pondrás a la búsqueda de otro trabajo.
  • Si acudes a una empresa de empleo privada, o a una consultoría, a entregar tu currículum, no te creas al reclutador cuando te diga “te llamaré”. Y no es porque no quiera hacerlo, es porque está demasiado ocupado lidiando con cientos de nuevos candidatos diarios. Intenta hablar con el reclutador antes de enviar tu currículum, percibirás su verdadero interés y te darás cuenta de que quizá es mejor probar con otra agencia.
  • No todas las ofertas de empleo del mercado están en manos de las empresas de reclutamiento o portales de Internet de empleo. Muchas empresas las anuncian y las gestionan ellas mismas directamente porque están recortando gastos.
  • Persigue todas las ofertas en las que crees que puedes tener una oportunidad. Es mejor tener varias ofertas en marcha que incluso puedas llegar a rechazar, que ninguna.
  • La suerte cuenta. Piénsalo: para cada oferta se reciben muchas candidaturas, seguramente los reclutadores las lean por encima, y, hay algo en tu currículum que a simple vista les llama la atención. Pero no confíes sólo en la suerte: crea la tuya propia con constancia e interés.
  • No te desesperes ni presiones a los portales de empleo o empresas de selección diciéndoles que no saben hacer bien su trabajo. El mundo es un pañuelo, y seguramente en el futuro puedes volver a necesitar sus servicios. Quizá no se esforzaron al máximo por ti, pero conservan su buena memoria para aquellos candidatos “algo problemáticos”…
Si cuentas con un currículum bien elaborado, y has planificado tu búsqueda de empleo, conocer qué te puedes esperar de las empresas de selección y de los procesos para encontrar al candidato ideal te serán también muy útil. Sobre todo, no desistas nunca, y aprende de tus errores para mejorar y ser más eficaz la siguiente vez.

Vía: Quecursar

Suscríbase a este blog por correo electrónico :

Escribe aquí tu comentario